Servicios Educación para el parto Filosofía LAMAZE

Filosofía LAMAZE


Filosofía Lamaze para el parto
  • El parto es normal, natural y saludable. La experiencia del nacimiento afecta profundamente a las mujeres y a sus familias.
  • La confianza y la habilidad para dar a luz puede ser estimulada o disminuida por el personal que atiende a la mujer y el lugar de nacimiento.
  • Las mujeres tienen derecho a dar a luz libres de intervenciones médicas de rutina. El parto puede tener lugar con seguridad en maternidades y en el hogar.
  • La educación para el parto fortalece a las mujeres para que tomen decisiones informadas, para que asuman responsabilidad por su salud y para que confíen en su sabiduría interior.


Filosofía de la paternidad Lamaze
  • Una buena paternidad es vital para la salud física, emocional y espiritual de nuestros hijos, de nosotros y de la sociedad.
  • La paternidad es una labor agradable, importante, desafiante y profundamente satisfactoria que amerita los mejores esfuerzos de todos.
  • La paternidad comienza antes del nacimiento. La conexión íntima entre los hijos y sus padres debe ser respetada y protegida desde el momento del nacimiento y toda la vida.
  • Las madres y los padres juegan papeles únicos e irremplazables en las vidas de sus hijos.
  • La paternidad es un arte aprendido; nuestros más importantes maestros son nuestros padres, nuestra familia y nuestros hijos>
  • La paternidad requiere el apoyo de la familia, los amigos y la comunidad
  • El conocimiento y el apoyo mejoran la confianza y la habilidad de los padres para tomar decisiones informadas que satisfagan las necesidades de sus hijos y de ellos mismos.


Seis prácticas que promueven el parto natural, normal y saludable

Lamaze promueve el parto natural, normal y saludable a través de seis prácticas de atención y cuidados, adaptadas de la Organización Mundial de la Salud. (OMS), que respaldan el parto natural y proveen evidencia científica basada en investigaciones recientes para demostrar las tendencias actuales del nacimiento:

  • El Trabajo de Parto inicia por si solo.
  • Libertad de Movimiento a lo largo del Trabajo de Parto.
  • Apoyo Continuo durante el trabajo de parto.
  • No realizar intervenciones de rutina.
  • Evitar dar a luz en posición supina.
  • No separar a la madre y al bebé después del parto.
El parto en el siglo 21, se caracteriza por las intervenciones rutinarias que se utilizan para comenzar, continuar y terminar el proceso de trabajo de parto, por un manejo rutinario que “espera problemas”, este es un rígido contraste entre el permitir que se desarrolle un proceso normal, natural y fisiológico del nacimiento. La seguridad del nacimiento se ve elevada por el respeto al proceso de parto normal, natural y fisiológico y no interviniendo a menos que existan indicaciones médicas convincentes.